Locomobile 90 Sportif

Además de la marca y el modelo, un coche puede incrementar su valor por ser parte de la historia del automovilismo. Y este es el caso del vehículo, propiedad del hijo de William Crapo Durant, Russel, pionero del mundo de la automoción, fundador de Chevrolet, de la todo poderosa General Motors y muchas mas compañías como  Cadillac, Oldsmobile o Pontiac. Defenestrado de GM en 1919 intentó crear un nuevo imperio, Duran Motor, adquiriendo diferentes compañías, pero el crack del 29 lo llevó a la ruina.

Entre las compañías que adquirió estaba Locomobile, una marca posicionada en el segmento del lujo y destinada ser el buque insignia del nuevo imperio Durant.  

 

Orgullo de Bridgeport, Connecticut, Locomobile adquirió su fama como uno de los fabricantes de automóviles más prestigiosos y exclusivos de Estados Unidos. En sus inicios, allá por 1899,  la idea era la creación de un coche de vapor, de ahí su nombre, Loco de locomotora y Mobile de automóvil. Tras darse cuenta de la inviabilidad de este tipo de coches en 1902 comenzo a fabricar motores de 4 cilindros de gasolina, Locomobile recurrió exclusivamente a los motores de gasolina a fines de 1905, y en poco tiempo, sus ventas de vehículos, en una industria automotriz emergente, se dispararon. Sus coches estaban magníficamente bien construidos, y disfrutaron de un éxito considerable en el mercado automovilismo en un momento en que la fiabilidad y la durabilidad importaban tanto como la velocidad y la potencia. En 1911, Locomobile presentó el Modelo 48 con un motor en línea de seis cilindros, que siguió siendo su principal oferta encuanto a motores en los siguientes dieciocho años.

El posicionamiento en el mercado de Locomobile entre Packard, Cadillac y Pierce-Arrow atrajo la atención de William Crapo Durant, en su intento de volver a crear un imperio automovilístico al estilo de GM del que fue fundador y había sido expulsado por el consejo de su propia empresa, entre otros motivos por su reputación de imprevisibilidad.

Durant aprovechó un período de mala gestión en Locomobile, que acabó en la quiebra de la compañía a principios de los años veinte. Ansioso por regresar a la fama en el negocio del automóvil, Durant entró y compró la compañía, convirtiéndola en la joya de la corona en su nuevo imperio automovilístico que en competencia con GM.

Desafortunadamente, el segundo intento de Durant en crear un imperio automovilístico terminó en otro fracaso, llevándose por delante algunos grandes nombres de la automoción en su caida, incluido Locomobile. Pero antes de eso, Locomobile introdujo una serie de nuevos modelos, en el que estaba el Modelo 90. Este coche de seis cilindros era un poco más pequeño en tamaño que el gran Modelo 48, y con un motor mucho mas moderno y liviano siendo casi tan potente como el anterior 6 cilindros. A diferencia de los modelos de menos categoría, que usaban motores adquiridos a otras compañías, el Inline-Six del Modelo 90 fue diseñado y construido completamente en casa en Locomobile, por lo que no había dudas de que cumplía con los exigentes estándares de Locomobile. El Modelo 90 poseía una preciosa carrocería y se ofrecia con una serie de extras muy caros, que lo conviertían en un digno compañero de los Modelo 48 en la gama alta de Locomobile.

En Hyman ofrecen un Locomobile Modelo 90, con el original y distintivo “Sportif” y doble parabrisas. Es uno de los dos ejemplos que se cree que existen, y se presenta en un estado maravillosamente bien conservado y con sólo tres propietarios en sus noventa y tres años.

Según el segundo propietario, el coleccionista ML «Bud» Cohn, este automóvil fue pedido especialmente para Russell Clifford Durant. Hijo de William C. Durant, Cliff era un consumado piloto de carreras, músico y navegante, que ejerció como presidente de Locomobile en el momento en que se construyó este automóvil. El potente y elegante Sportif fue, sin duda, una máquina adecuada para un playboy rico como Cliff Durant. Según los informes, el Sr. Cohn compró el automóvil directamente de la familia Durant a principios de la década de 1950, poco después de la muerte de Billy. Este coche fue una pieza central de la colección de Cohn durante casi 30 años, y lo mantuvo en condiciones excepcionalmente originales, salvo algunos trabajos de tapicería y algo de cosmética. Los documentos que se aportan con el vehículo muestran que en 1976, Cohn vendió el Locomobile al Sr. Sam Makhanian, de Los Ángeles. Makhanian custodió este hermoso y significativo Locomobile, y se cuidandose mucho de continuar preservando su  excepcional originalidad .

En Hyman ofrecen, este  fabuloso Locomobile Sportif sin necesidad de restaurar y bien conservado, mostrando una pátina encantadora y acogedora. La carrocería original está en excelentes condiciones, con detalles tan significaticos como el doble montaje de ruedas de repuesto, ruedas con radios de madera y neumáticos de perfil negro, con una mascota de águila voladora y una lámpara de búsqueda montada en un puntal que aumenta aún más su atractivo distintivo. La pintura en dos tonos verde oscuro y negro se adapta al carácter deportivo del automóvil y está en buen estado teniendo en cuenta su edad. Del mismo modo, el interior está en buen estado, con tapicería marrón para complementar la pintura y el techo también en marrón, pero mas claro. Probablemente fue tapizado durante la propiedad del Sr. Cohn, aunque tuvo cuidado de conservar la estructura original, los arcos superiores convertibles y otros accesorios.

El fabuloso motor  L-head de 6 cilindros en línea de Locomobile se encuentra en  buen estado, mostrando una pátina acorde con la historia y originalidad del automóvil. Funciona y se maneja bastante bien, con gran empuje. El próximo propietario sin duda podrá disfrutar del potente y refinado motor de 90 caballos de potencia y un chasis bellamente diseñado. Poco más que unas llantas nuevas y algunos cambios menores antes serían necesarios para poder hacer tours y mostrarlo en eventos de clásicos.

Además del vehículo, se ofrece un extenso historial que contiene correspondencia original entre Bud Cohn y el propietario más reciente, incluida una factura de venta con una declaración de Cohn sobre el historial del automóvil dentro de la familia Durant. También se incluye una serie de certificados de registro de California que verifican su propiedad a largo plazo, junto con información de servicio del período y un manual reimpreso. Este modelo 90 Sportif es un bello ejemplo del escaso y emocionante buque insignia de Locomobile.

Por la rareza del vehículo, por su estado de conservación y la historia del vehículo, nos parece una gran oportunidad para incorporar a nuestro garaje un pedacito de historia de la automoción y un recuerdo de uno de los padres del automovilismo por menos de 90.000,00.- $ y que podemos encontrar en Hyman.

0 Comentarios

Contesta

©2020 cochesdemundo.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account