A los que nos gustan los coches, y sobre todo los clásicos, siempre hemos fantaseado con poder utilizar como coches de diario los roadster de los 50 ó 60 del siglo pasado, vehículos que ya no solo no se fabrican, si no qué por su edad, fragilidad y coste, no permiten ese uso de manera eficiente y sostenible. Tampoco están provistos de la tecnología y comodidades que ahora nos resultan fundamentales e imprescindibles, y como guinda, sus motores, además de frágiles y costosos de mantener, son a la vista de muchos, terribles para el medio ambiente, lo que en buena medida limitaría nuestra satisfacción en su uso como coche de diario.

¿A quien no le gustaría poder ir a trabajar en un Facel Vega II, en un Jaguar XK o en un Lancia Flaminia Sport Zagato?

Facel Vega II

Estos coches son esculturas rodantes, recuerdos de una época dorada para la automoción y sobre todo reflejo del éxito y la conquista de la libertad, porque el coche, representa y provee de libertad al individuo.

A fecha de hoy, restaurar estos coches de antaño, es solo una manera de preservar el pasado, disfrutándolo de forma ocasional, exhibiéndolo en ferias y concentraciones e incluso presentándolo en concursos de belleza como Chantilly o The Quail. Poco mas podremos disfrutar del coche, pero ¿y si existiera la posibilidad de al restaurar estos vehículos dotarlos de toda la tecnología actual y de una motorización limpia, fiable y con costes de mantenimiento casi reducidos a 0? Parece que así si podríamos hacer un uso diario, y disfrutar de ellos con costes de uso reducidos y máxima fiabilidad. ¿Se podría acoplar un motor eléctrico conservando todas las características dinámicas del coche?

Estas preguntas se las hizo David Lorenz y la respuesta fue fundar en 2019  Lunaz Design, una compañía creada para dar una nueva vida a coches clásicos a base de adaptarlos a las nuevas tecnologías y electrificarlos.

Lancia Flaminia Sport Zagato

David Lorenz buscó como director técnico a Jon Hilton, un reconocido ingeniero con un Curriculum impresionante dentro del mundo de la automoción. Hilton, comenzó su carrera en Roll&Royce para luego pasar al mundo de la formula 1 de la mano de Cosworth, pasando por equipos tan conocidos como Arrows y Renault. A Hilton se han ido sumando ingenieros de Aston Martin, Cosworth, McLaren, Rolls&Royce, etc etc, conformando un potente equipo de ingeniería y diseño, qué para no desmerecer, se ha ubicado en Milton Keynes, corazón del mundo del motor y la F1

Para Hilton la transformación y electrificación de un clásico pasa por respetar su esencia y las características propias de este, para lo cual lo primero es un examen exhaustivo del vehículo, verificación del reparto de peso, para a continuación retirar el motor, caja de cambios, suspensiones, frenos, etc y dejar el coche desnudo para poder escanearlo y obtener la información precisa para rediseñar y actualizar todos los componentes propios del coche, tales como dirección asistida, frenos de disco, componentes de control electrónico, etc, mas los nuevos elementos a incorporar, baterías y motores eléctricos.

La motorización eléctrica, es un desarrollo propio de Lunaz, siendo un sistema de tipo modular con su propia patente.

En el interior el trabajo que realizan es parecido, pues la idea es incorporar todos los elementos nuevos de control de un coche electrificado mas todo el equipamiento tecnológico y de comunicación mas moderno del mercado y sin desmerecer la estética propia del coche.

Ahora mismo en Lunaz están trabajando sobre un Jaguar XK120 y el resultado no puede ser mas espectacular y sorprendente, sobre todo al verlo recargar. Las cifras son también asombrosas, la potencia se eleva hasta los 375 cv con un par motor de 700 Nm, que le permite alcanzar los 100 Km/h en menos de 5 segundos y todo ello con una autonomía de alrededor de 400 Km. La transformación no es barata, en este caso el coste asciende a 375.000,00.- libras sin impuestos, pero los resultados son impresionantes y el trabajo realizado es concienzudo y de una increíble calidad y respeto por la esencia del vehículo.

Junto con el Jaguar XK120, se está trabajando en la limusina Roll&Royce Phantom V, a requerimiento de una cadena hotelera, en un Bentley S2 Flying Spur y un Rolls&Royce Silver Cloud I.

Roll&Royce Phantom V

La idea en Lunaz es centrarse en una serie de modelos sobre los que poder replicar el trabajo de ingeniería, de momento la gama XK120, 140 y 150 y los Rolls&Royce Silver Cloud I, II y III son los coches seleccionados, pero no quita para que podamos solicitar cualquier clásico para electrificar. Para David Lorenz seguro que el Mercedes 190 sería un reto que no rechazaría, como tampoco lo haría con un Jaguar Type E, y a buen seguro que cualquier clásico será tratado con todo el cariño y puesto al día para poder volver a ser un coche de uso diario.

Recuperar y dotar de la ingeniería y tecnologías mas modernas a coches que son verdaderas piezas de museo es una idea magnífica, el equipo para llevarlo a cabo está a la altura del reto y el éxito está garantizado, sobre todo con la cartera de pedidos que ahora mismo ya tienen. Pero como en el mundo de los EV el talón de Aquiles sigue siendo el mismo, las baterías.

Las baterías siguen siendo muy pesadas, costosas de producir en términos medioambientales, difícilmente reciclables y fabricadas con elementos escasos, caros y uno de ellos, el Cobalto, tóxico y de extracción cuando menos muy criticable.

Esperemos que en breve el desarrollo de la batería cambie de rumbo y podamos obtener baterías con componentes medio ambientalmente sostenibles y reciclables, con un peso contenido y gran durabilidad, el camino ya lo apuntó Mercedes en el último CES 2020.

0 Comentarios

Contesta

©2020 s724367154.mialojamiento.es

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account