Bolide, el Track Car de Bugatti

Un track car es un coche sin limitaciones, es un coche donde el fabricante puede mostrar todas sus capacidades, y desarrollar sin más limite que su potencial. No existen más restricciones ni reglamentaciones que las que el fabricante decida autoimponerse. Todo en un track car está orientado a ser el escaparate de la marca y solo en un circuito puede rodar.

Bugatti está atravesando un pequeño desierto. Estirar el chicle del chasis del Chiron hasta conseguir vender los 500 fabricados a base de pequeñas tiradas de vehículos exclusivos como los Chirón Noire, Sport Noire, Divo y Centodieci, puede saturar a los fieles compradores de la marca de Molshein, y además de la exclusividad se ha de ofrecer algo más, dado que 500 unidades para un producto de este tipo, no es precisamente exclusividad, hay que sumarle, lo que podríamos llamar intangibles.

SSC NorthAmerica Tuatara batiendo récord mundial de velocidad en Pahrum, Las Vegas State Route 160

Precisamente esos intangibles están siendo amenazados, el flamante récord conseguido por el Chirón Super Sport + 300 acaba de ser batido por SSC Northamerica y su modelo Tuatara, que ha superado holgadamente los 500 Km/h, a lo que hay que sumar que un Mercedes AMG GT acaba de batir el récord de Nurburgring para vehículos de producción. A Bugatti se le estaban acabando los argumentos de venta, al menos en el plano dinámico, y justificar precios de venta superiores a los 5.000.000 de € requieren, como ya he dicho, algo mas que la exclusividad de marca, hay que ser un referente imbatible, el producto ha de ser aspiracional y para ello hay que dotar de argumentos a la marca, y con las perspectivas a corto plazo que se atisban, alguna pequeña revolución había que plantear.

Concept Bugatti Visio Le Mans EV

Stephan Winkelmann, CEO de Bugatti, prometió recientemente que antes de dejar Bugatti, es decir al ser transferida a Rimac, retaría a sus ingenieros fabricar un vehículo donde se mostraran todas sus capacidades y habilidades. Con los rumores de una venta de Bugatti a Rimac, mas que venta un intercambio de cromos y la toma de control por parte del grupo Volkswagen, se rumoreo que el vehículo en cuestión podría ser un EV, incluso se deslizaron algunos renders de lo mas espectaculares del Bugatti Vision Le Mans, un concept car creado por el estudiante de diseño llamado Max Lask.

Winkelmann sabe perfectamente que no es precisamente un EV lo que ahora Bugatti necesita, de ello ya se encargará Rimac.

Ferrari FXX K

Lamborghini Essenza SCV12

Todas las marcas que fabrican coches exclusivos a precios estratosféricos tienen un modelo que les sirve de muestra de sus capacidades, así por ejemplo en Ferrari están los FXX y FXXK, en Lamborghini recientemente han mostrado el impresionante Essenza SCV12 y en McLaren han puesto en pista al Senna GTR. Son ejemplos de la importancia que tienen este tipo de coches en las marcas que se aferran a la exclusividad como herramienta de marketing. Incluso en algunas marcas son el punto de partida de sus futuros modelos de calle, como es el caso del Brabham BT62 que ha pasado de Track Car a Road Car, justo el camino inverso, habiéndose apoyado en la versión de pista para promocionar un vehículo exclusivo.

Al acceder a un vehículo que supera el millón de € en su precio de venta, se espera que el valor no sólo no decaiga si no que se revalorice, en estos vehículos la cartera no es lo único que se necesita para adquirirlos.

Winkelmann ha dado luz verde a todo su equipo para exprimir al máximo el soberbio W16 de origen Volkswagen que montan todos los Bugatti actuales, y entorno a este motor sus ingenieros han desarrollado el resto del coche, un chasis monocasco de fibra de carbono, una carrocería que ofrezca toda la carga de sustentación necesaria, y un diseño de la carrocería que evoque a la marca y que no desmerezca su imagen.

En tan solo ocho meses todo el equipo de Bugatti ha conseguido desarrollar este magnifico coche al que han denominado Bolide.

Ya no hay lujos en el interior, aunque para un coche de estas características, el interior está excepcionalmente bien cuidado, y todo gira entorno a la eficiencia y el funcionamiento y rendimiento del vehículo.

Mercedes AMG GT Black Series Record Nurburgring coches de producción 6´: 23″

Ya decía Colin Chapman, que un coche para correr lo principal es que sea ligero y en el Bolide se han esmerado al máximo para conseguir que el coche tan solo pese 1.240 Kg, para ello además del empleo masivo de fibra de carbono se ha utilizado el Titanio en todos los elementos de fijación e incluso en los tornillos, y en muchos elementos de la suspensión. También y gracias a la tecnología de impresión en 3D, se han reducido espesores y utilizado componentes huecos. Existen innumerables componentes llamados híbridos que mezclan el titanio con la fibra de carbono, como en el caso del eje de transmisión. El acero apenas es empleado y tan solo se puede encontrar en el bastidor trasero.

A este derroche de fibra de carbono hay que sumar la carrocería y su chasis monocasco. En la carrocería se ha cuidado la aerodinámica hasta el extremo, incluso se ha ideado un sistema en la toma de aire del techo para optimizar el flujo de aire y reducir la resistencia aerodinámica consistente en una serie de burbujas que a baja velocidad permanecen planas pero que según se incrementa la velocidad, estas comienzan a hincharse permitiendo rebajar la resistencia aerodinámica en un 10% al tiempo que reducen la fuerza de elevación en un 17%. Los alerones delanteros y traseros proporcionan una enorme carga aerodinámica, 800 Kg el delantero y y 1.800 Kg el enorme alerón trasero, el famoso radiador Bugatti ya no es tal si no una serie de aletas que ayudan a la conducción del aire y por tanto a la refrigeración del Bolide. El chasis monocasco, totalmente nuevo, permite reducir las dimensiones del coche muy significativamente en cuanto a su altura, que apenas alcanza los 995 mm. la distancia entre ejes es de 2,75 m. y la anchura de 1,99 m. Como se puede imaginar la posición de conducción es muy reclinada. La suspensión delantera a base de barillas de Titanio se encuentra integrada en el monocasco de Fibra de Carbono mientras que la trasera es un subchasis realizado en acero fijado al monocasco.

El W16 de 8 litros sobre el que gira todo el Bolide, ha sido exprimido al máximo. pasando su potencia de los 1.500 cv habituales a los 1.825 cv y 1.850 Nm de este Track Car, siempre y cuando se use gasolina de competición de 110 octanos. Para ello se han montado 4 turbocompresores nuevos, con palas que aumentan la presión en régimen alto de vueltas de motor, se ha reconfigurado el sistema de admisión y sobre todo el de escape, sin ya limitación alguna de ruido. La lubricación del motor también ha sido modificada con nuevos tanques de aceite y su correspondiente bomba, variado las presiones y modificado las válvulas de retención. La refrigeración es de aire aire, jugando aquí un papel importante la transformación del radiador Bugatti, que ya no es tal si no un apéndice aerodinámico que ayuda a canalizar el aire a los conductos de aire. Este aire enfría tres enfriadores de aceite, uno del motor, otro de la transmisión y un último para el diferencial. La caja de cambios asociada al motor esta especialmente desarrollada para su uso en pista y esta dotada con 7 velocidades y doble embrague.

Frenos y neumáticos han aumentado su tamaño con respecto al resto de modelo de Bugatti, disponiendo de discos carbocerámicos y pinzas de tipo F1, que apenas pesan 2,4 Kg cada una. Las ruedas, de 340 mm. delante y 400 mm. detrás, van montadas sobre llantas de magnesio, siendo un conjunto de tamaño inmenso, un Chirón monta ruedas traseras de 355 mm.

Con una relación peso potencia de 0,68 Kg/cv el Bolide es eso, un bólido, espectacular, tanto en prestaciones como en su aspecto. De su capacidad en pista aun no se sabe nada sobre el terreno, pero según las simulaciones de Bugatti en Le Mans podría ser 7 segundos mas rápido que cualquier LMP1, en Nurburgring estar entorno a 5:23 y superar los 500 Km/h pudiendo incluso plantearse arrebatar el nuevo récord a SSC Northamerica Tuatara.

Seguro que este Bolide empezará a romper récords en breve, devolverá a Bugatti el cetro del mundo del motor y seguirá justificando precios desorbitados de sus coches,  siempre revalorizándose y de paso seguro que ganará dinero, pues aunque en principio no se ha informado de si se producirá es probable que lo haga en una tirada mínima y como no puede ser de otra manera a un precio inalcanzable para la mayoría de los mortales y para muchos millonarios, pues a buen seguro que su precio superará holgadamente los 10 millones

0 Comentarios

Contesta

©2021 cochesdemundo.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account