El Alfa Romeo Tipo 105 de Bertone se hace EV en Totem Automobili

Muchos son los Alfa Romeo que enamoran, muchas leyendas negras también los acompañan, y es por eso precisamente que a los que nos enamoran los Alfa Romeo nos hayamos radicalizado y auto etiquetado como Alfistas.

De entre todos los Alfas de carretera y sin desmerecer a los 6 y 8C, 2000 y 2600, 33 Stradale, Montreal y TZ, el llamado Tipo 105 que abarca todos los GT y GTV basados en la plataforma de la berlina Giulia, es quizás mi pequeña debilidad, pues no en vano fue un GT Veloce 2.000 del 74 en un precioso rojo Alfa, mi primer coche.

Giulia Saloon 1.600 de 1964

El tipo 105 fue diseñado por el equipo de Bertone compuesto entre otros por Giorgetto Giugiaro. Tomando como base las berlinas Giulia, se desarrolló un coupé 2+2 en el que destacaban sus cristales delanteros y traseros y su plana parrilla delantera con los faros incluidos. Durante la vida de los GT pocas fueron las modificaciones y tan solo el agrandamiento de las luces traseras y la incorporación de dos faros mas delanteros, fueron los detalles mas destacables y todos ellos introducidos con las versiones GT Veloce.

Los tipo 105 siempre estuvieron dotados de motores de 4 cilindros en línea y carburadores de doble cuerpo, salvo para las versiones USA y Canadiense que montaban inyección mecánica de Spica. Las cilindradas iban desde los 1.290 cc del GT Sprint y Junior 1.300 a los 1.570 cc de los GT Sprint y Junior 1.600 y luego estaban los mas potentes GT Veloce 1750 de 1779 cc con 120 cv y GT Veloce 2.000 de 1.962 cc y 130 cv.

El tipo 105 fue un vehículo muy usado en competición llegando a ganar el ETCC ( Campeonato Europeo de Turismos) en los años 1966, 1967, 1968, 1970 y 1971.

Los tipo 105 de competición fueron desarrollados por la filial de Alfa Romeo Autodelta bajo la denominación GTA o GT Alleggerita, es decir aligerado mediante la incorporación del aluminio en sus paneles exteriores fundamentalmente, y de la que incluso se llegaron a fabricar versiones Stradale. En competición fue un coche muy querido y exitoso, jugando siempre la baza de la ligereza y facilidad de conducción.  La máxima expresión en competición vino con los GTV tanto 1750 como 2000 denominados GTAm que desarrollaban hasta 240 cv.

La denominación GTAm, que incluso ha llegado a nuestros días con el imponente Giulia GTAm como máxima expresión del desarrollo del vehículo, tiene una controversia que agranda su leyenda, y es el significado del acrónimo.

El empleo de Am fue para distinguir a los vehículos que compitieron en los campeonatos Trans-Am y por tanto Am se añadía a las siglas GT como América. Pero también se dice que este acrónimo Am bien pudiera significar Alesagio Maggiorato o Alleggerita Modificata. Marco Fazio, encargado del legado histórico de Alfa Romeo, confirmó que el significado del acrónimo es América. En la actualidad los nuevos modelos que llevan las siglas GTAm no se refieren a una versión Americana sino a su concepción deportiva y aligerada al máximo, manteniendo por tanto la vigencia de la controversia.

GTAm 2.000 de 1974

El máximo desarrollo del tipo 105 fue una versión muy poco conocida de la que tan solo se produjeron 10 unidades y que se denominó GTA-SA, es decir Alleggerita Sovrealimentato. Esta versión era un Giulia GTA 1600 con un motor twinspark con dos sobrealimentadores de aceite que llegaba a desarrollar 250 cv a 7.500 rpm. Este modelo se desarrolló para competir en el Grupo 5 de la FIA en Europa, llegando a alzarse con las victoria de las 100 millas de Hockenheim de 1967, además de otros títulos.

Como se puede apreciar el Tipo 105 de Alfa Romeo es un coche con una profunda carga histórica, un vehículo de los que crea afición y fideliza a una marca.

En un reciente artículo mostrábamos el trabajo que se hacia en una empresa llamada Lunaz. En Lunaz se han planteado dar una nueva vida y devolver la capacidad de uso diario de vehículos clásicos mediante su electrificación y actualización en materia de conectividad y seguridad activa. Partiendo de la gama XK de Jaguar en la empresa de David Lorenz se ha conseguido permitir el uso diario, con todas las restricciones actuales de las grandes ciudades, al tiempo que se puede seguir disfrutando de estos coches, y todo ello respetando al máximo tanto su estética exterior como su dinamismo, alterando lo menos posible lo que los ingleses llaman el Heritage del coche.

En Totem Automobili han tenido la misma idea que en Lunaz, y han escogido el tipo 105 de Alfa Romeo para desarrollar su nuevo “retro” EV, el GT Electric.

En Totem Automobili han cogido un camino diferente al de Lunaz, uno mas controvertido pues lejos de conservar la esencia del 105, entre las necesidades dinámicas de nuevo vehículo y la incorporación de un nuevo subchasis trasero además de modificar sensiblemente la estética exterior de los tipo 105 GTA, tan solo queda un 10% del original, es decir el GT Electric simplemente evoca a aquellos míticos GTA y GTAm.

Este GT Electric ha sido dotado de un motor eléctrico que desarrolla la friolera de 518 cv con un par motor de 980 Nm que con un peso de alrededor de 1.400 Kg permite alcanzar los 100 Km/h de parado en tan solo 3,4 segundos y llegar hasta los 245 Km/h. Las baterías instaladas permiten al GT Electric recorrer 360 Km, como dicen en Totem, de forma relajada y tienen el gran inconveniente de tardar en recargar 7 horas, aunque prometen un sistema de carga rápida para las unidades de producción.

El 90% del chasis y carrocería que hay que reponer, puede hacerse escogiendo el material, aluminio o fibra de carbono, y dependiendo de esta elección el peso del coche se puede rebajar en 200 kg al tiempo que nuestra cartera sufrir de anorexia. Las suspensiones delanteras son del tipo Mc Pherson con ajustes manuales o eléctricos en opción y en la parte trasera son del tipo Multilink igualmente ajustables como las delanteras y acoplada al nuevo subchasis.

Dispone de frenos Brembo GT con discos de 345×28 mm., también se puede escoger la versión GT-R, con ruedas de 205/40-17 ó 225/40-17 delante y 245/40-17 ó 255740-17 detrás.

Del interior poco nos informan salvo que es completamente customizable y que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación a costa del precio a abonar. La propuesta del vehículo de muestra es muy elegante y destacamos un precioso volante y una palanca de caja de cambios que aun que ya no cumple esa función es igualmente una belleza.

Preveen fabricar tan solo 20 unidades, sin un precio definido. Para comenzar la producción hay que aportar un tipo 105 de Alfa Romeo.

 

GT Veloce Sprint 1.600 de 1966

Y en esa aportación es donde nos vienen las dudas, pues estos vehículos ya no son frecuentes y su potencial de revalorización es grande, todo sin contar con el valor emocional de uno de estos coches. Aun así por ejemplo en la sala de subasta On-line Bring a Trailer actualmente hay un GT Veloce Sprint 1.600 de 1966 con un precio de salida de 29.000 $ ofrecido por Italclassic, un magnifico y reputado restaurador de clásicos Italianos y especialista en Alfa Romeo, ubicado en Alicante.

Si tan solo se conserva un 10% del vehículo original, no entendemos bien que con las técnicas actuales en Totem Automobili no se planteen fabricar la totalidad del vehículo sin tener que recurrir a un patrimonio que debería conservarse o en todo caso respetarlo escrupulosamente tal y como se hace en Lunaz. El GT Electric nos parece un vehículo espectacular, un capricho para aquellos que puedan permitírselo y que a buen seguro podrían abonar ese 10% extra de carrocería.

 

 

0 Comentarios

Contesta

©2021 cochesdemundo.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account