Hennesey Venom F5. Los últimos serán los Primeros

En septiembre de 2019 Bugatti consiguió homologar 304, 773 mph con un Chiron algo modificado aerodinámicamente, pero sorprendentemente conservando el radiador característico de Bugatti que siempre ha sido un hándicap aerodinámico hasta la aparición del Bolide.

Bugatti Chiron en el momento de conseguir superar las 300 mph

Aunque el record de coche de producción mas rápido del mundo exige que el coche sea estrictamente de producción y que la prueba se realice en una carretera de doble sentido y batiendo la marca en ambos sentidos, Bugatti se arrogó el éxito y para celebrarlo produjo una serie limitada a 30 unidades de este Chiron modificado al que denominó Chiron Super Sport 300+. Aunque el record se realizo en circuito, también es cierto que el circuito Ehra-Lessien se encuentra a 50m por encima del nivel del mar

304,773 mph son 484,047 Km/h rozando los 500 Km/h un número redondo y todo un reto a superar.

El prestigio para una marca que produce el coche mas rápido del mundo es enorme y el eco de esta hazaña tremenda, por lo que rápidamente diferentes fabricantes se pusieron manos a la obra. En un principio parecía que Bugatti querría entrar en esta batalla, pero en el Grupo Volkswagen andan de reestructuración y los planes para Bugatti como marca son otros, pretendiendo usarla como moneda de cambio para introducirse de lleno en la tecnología de los vehículos eléctricos de la mano de Rimac, por tanto los futuros Bugatti que veamos estarán mas en la línea de la electricidad, de hecho ya parece claro que el Bolide ha sido el canto del cisne tanto de una Bugatti con motores de combustión interna como de su CEO Stephan Winkelmann que ya se ocupa de la gestión de Lamborghini.

Una vez descartada Bugatti de esta carrera y con la ausencia de interés de otras marcas capaces de producir un vehículo que supere los 500 km/h, como pueden ser Pagani o Koenigsegg, dos marcas, ambas USA, eran las únicas candidatas a batir el record.

SSC Northamerica con el Tuatara y Hennessey Performance con el Venom F5 son las dos marcas dispuestas a superar los 500 Km/h con un vehículo de producción.

Jerod Shelby y Oliver Webb

El 20 de octubre pasado, el SSC Northamerica Tuatara, pilotado por Oliver Webb consiguió homologar 508,73 Km/h en la Ruta 160 de Nevada entre Las Vegas y Pahrump en una sesión de pilotaje no exenta de problemas y riesgo. Oliver Webb tras alcanzar en una pasada los 532,15 Km/h decidió no proseguir con la prueba por cuestiones de seguridad, una ráfaga de viento a punto estuvo de sacarlo de la carretera. Jerod Shelby, propietario de SSC Northamerica, muy a su pesar, tuvo que conformarse con los 508,73 Km/h que ya se habían homologado, aun sabiendo que su coche podía ir mucho más rápido. Pero lo peor estaba por llegar, pese a que Dewetron, empresa encargada de verificar el record, validó los datos de la prueba en un primer comunicado, 48 horas después se desdijo y no certifico la superación de los 500 Km/h alegando que no había empleados de su firma en el momento de establecer el record y que por lo tanto no podía acreditar la correcta configuración y calibración de los equipos de medida.

Pese a que Oliver Webb puso su vida en juego y el coche superara holgadamente los 530 Km/h, un error de procedimiento no ha permitido a Jerod Shelby disfrutar de su record.

Oliver Webb tras pensar que era el hombre más rápido del mundo

Jerod lo volverá intentar, eso es seguro, pero lo que parece que ya no es tan seguro es si será el primero en conseguirlo, porque el último de los participantes en este reto acaba de entrar en escena y lo ha hecho por la puerta grande.

Hennsey Performance acaba de presentar su Venom F5 un vehículo del que se producirán 24 unidades a razón de 2,1 M $ y que intentará batir el record de velocidad para vehículos de producción superando los 500 Km/h.

El Venom F5 no es un coche surgido de la nada, ni de desarrollo rápido para conseguir un record y proporcionar a Hennessey reconocimiento y prestigio de marca, el Venom F5 es un coche que lleva desde el 2017 desarrollándose partiendo desde 0, su hermano, el Venom GT ya fue el primer desarrollo de la marca partiendo de 0, aunque su chasis se basó en el del Lotus Exige, y sentó las bases de lo que ahora es el Venom F5.

John Hennessey no es un recién llegado al mundo del motor, lleva desde 1991 mejorando y modificando coches de producción, siendo su primera modificación la realizada en un Viper al que exprimió el motor hasta los 1.000 cv y mejoró dinámicamente para poder asumir esa potencia, consiguiendo por este trabajo un reconocimiento mundial.

En la actualidad Hennesey no solo mejora y potencia coches que otros producen, también los prueba en su circuito y forma pilotos en su academia.

El Venom F5 es un coche limpio aerodinámicamente, fruto de un cuidado trabajo en el túnel de viento, carente de grandes alerones y splitters, sus líneas son fluidas y muy limpias, diseñadas para ser un coche muy fino y ágil, capaz de superar los 500 Km/h, una meta que estuvo presente desde la concepción del vehículo.

El diseño inicial siempre estuvo basado en la búsqueda de la velocidad y tuvo como inspiración el diseño de los cazas de combates actuales. Al agacharnos y fijarnos en el coche, vemos las tomas de aire frontales que refrigeran los frenos y dos tomas exteriores que junto con la forma del capó delantero recirculan el aire por el exterior de la carrocería, incluso salvando los retrovisores, en ese mínimo perfil delantero también podemos ver dos pequeños pilares centrales encargados de sujetar el splitter y todo el frontal, en todo este conjunto destacan los faros delanteros con forma de cuchilla.

En la parte trasera destacan los enormes difusores que encauzan el aire que circula por debajo del fondo plano del coche y también puede verse un muy escamoteado y perfilado alerón posterior encargado de la sustentación del coche a grandes velocidades.

El F5 mide 4,66 m de largo, 1,97m de ancho, y 1,31 m de altura. La altura es modificable para poder sortear los obstáculos que existen en nuestras ciudades, pudiendo oscilar la altura de conducción entre 75 y 140 mm delante y 85 y 160 mm detrás. Monta llantas de aleación de aluminio de 19´delante y 20´detrás con unos enormes neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de 265/35/ZR19 delante y 345/30/ZR20 detrás.

Las suspensiones corren a cargo de dobles horquillas ajustables tanto delante como detrás y siempre con amortiguadores Penske. Los frenos son carbocerámicos de 390 mm de diámetro tanto delante como detrás pero con pinzas de 6 pistones delante y 4 detrás.

Todos los componentes dinámicos, incluido el motor, se montan en subchasis de aluminio que se acoplan al monocasco central que conforma la cabina y que está realizado en fibra de carbono al igual que la carrocería.

La joya del coche, además de su cuidadísima aerodinámica, es el motor llamado Fury, un V8 a 90º de 6.555 cc de cubicaje que con gasolina E85 desarrolla unos increíbles 1.817 cv  a 8.000 r.p.m y un par motor máximo de 1.617 Nm a 5.000 r.p.m.

Totalmente desarrollado por Hennessey, el Fury es un bloque motor de acero con culata y cabezales de pistones de aluminio y válvulas de titanio que puede girar hasta las 8.500 r.p.m. y que es capaz de desarrollar 277 cv/litro. Está dotado de dos turbos y un intercooler situado justo encima de las cabezas de los cilindros, los gases son conducidos por tubos de escape realizados en aluminio y revestidos de Cerakote, un tratamiento de polímero cerámico muy usado en el interior de los cañones para protegerlos del calor y por consiguiente del desgaste. El Fury va asociado a una caja de cambios semiautomática CIMA de 7 velocidades y un único embrague. Las relaciones de cambio permiten un uso diario del coche al tiempo que pueden lanzarte sin problema a mas de 500 Km/h y todo ello con solo tracción trasera.

Para no tener que estar pilotando constantemente y poder hacer una conducción acorde a nuestros deseos y capacidades, el F5 cuenta con 5 posiciones de conducción, Sport, Wet, Drag, Track y F5, que influyen en las suspensiones, entrega de potencia y r.p.m máximas. En Hennessey siempre han pensado en que este coche es un coche de calle y por tanto debe estar adaptado a todas las circunstancias de una conducción por carreteras y calles convencionales compartiendo el espacio con el tráfico habitual.

La cabina se ubica dentro del monocasco de fibra de carbono que sirve  tanto de soporte para los subchasis, como cedula de seguridad del conductor al tiempo que es la encargada de dar rigidez al vehículo, muy al estilo de los monoplazas de la formula 1. Por dentro el habitáculo es sobrio aunque muy cuidado tanto en su diseño como en los materiales empleados. Dominan el espacio dos pantallas, una de 7´tras el volante  donde se muestra la información habitual de control de un coche, es decir, velocidad, r.p.m. del motor, presión y temperatura de aceite, temperatura de motor etc, etc. La otra pantalla de 9´ y táctil, es la base del sistema de infoentretenimiento del coche, estando preparada tanto para Apple Car Play como para Android Auto.

Sin duda el elemento protagonista de la cabina es el volante, realizado en fibra de carbono y con aspecto de volante de F1. La parte superior del volante se ha eliminado para favorecer la visibilidad y optimizar la posición de las manos, en este punto el volante está revestido de cuero, y además alberga todos los elementos de control, tales como luces, limpia parabrisas, etc etc y sobre todo alberga el mando del modo de conducción de 5 posiciones. Sobre la consola central se ubica el control de climatización, las toberas de aire y un sencillo mecanismo de control de la caja de cambios, compuesto por tan solo 3 botones, N, D y R. Los asientos están diseñados para recoger y sujetar el cuerpo de las aceleraciones al tiempo que proporcionan el confort suficiente para viajar.

El F5 en definitiva es un coche de líneas muy aerodinámicas, con un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,39 Cd, sin ostentosos apéndices aerodinámicos, muy ligero, tan solo 1.360 Kg en seco, lo que supone 1,34 cv/Kg y con unas prestaciones impresionantes, alcanza los 100 Km/h desde parado en menos de 3´y los 200 Km/h en menos de 5´estando preparado para superar los 500 Km/h holgadamente, con la relación cambio de serie puede alcanzar los 534 Km/h

Jonh Hennessey quiere para mediados del 2021 conquistar el record de velocidad para vehículos de producción, y para ello el F5 completará las pruebas de velocidad máxima en el Shuttle Landing Facility de la NASA en Florida para posteriormente El F5 superar los 500 Km/h en un tramo de velocidad validado bidireccional utilizando un coche con especificaciones de producción. El registro de unttempt será verificado de forma independiente por los expertos de renombre mundial de Racelogic utilizando sistemas de toma de datos GPS VBOX. Los ingenieros de Racelogic y VBOX estarán en el lugar de la prueba para instalar, probar y calibrar el equipo de prueba de velocidad en el F5 y así garantizar una precisión y transparencia absolutas. A esta prueba serán invitados miembros de la NASA, periodistas del motor así como clientes y los propietarios que ya hayan adquirido un F5.

De esta maravilla se fabricarán 24 unidades al precio de 2,1 millones de $, un precio nada desorbitado si tenemos en cuenta que por ejemplo el nuevo Huayra Tricolore sale al mercado por 5,5 millones de € o que un Koenigsegg Jesko no baja de los 3 millones y además ya están todos vendidos.

Con e F5 John Hennessey da un salto importante de preparador a fabricante, con idénticos conceptos que Colin Chapman, la pureza de líneas y la ligereza por bandera a la hora de crear un coche. Aun hay esperanza para los que aun nos gustan los coches.

0 Comentarios

Contesta

©2021 cochesdemundo.com

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account